viernes, 12 de noviembre de 2010

La Perla



.
La única referencia o recuerdo que puedo contar de la Perla es la expresión casi conocida de todos los cordobeses: ¡¡ Anda que eres más viejo que el loro La Perla ¡¡. No aseguro yo que existiese un ejemplar de ese ave en la cafetería pero, ¿quién no lo ha escuchado alguna vez?



Lo que sí me ha gustado es encontrar esta foto, tomada del semanario BLANCO Y NEGRO (ABC) en la que se observa la entrada a la pastelería, una vez reducida en tamaño. Por las lecturas en Cordobapedia, el establecimiento ocupaba toda la manzana desde Tendillas a la C./ Málaga, y su boato era el de un gran establecimiento que ahora, en la actualidad no se repite en nuestra ciudad.



Merecía la pena, y pasados los años, cerrado el establecimiento, en la memoria de los cordobeses se mantenía "La Perla". De ahí que cuando se remodeló el edificio, se mantuvo su nombre, EDIFICIO LA PERLA, en recuerdo de ese pedazo de historia cordobesa.



Hoy, toda la manzana la ocupan un banco, una perfumería, una inmobiliaria y una cadena de tiendas de ropa.
Para aquellos que quieran conocer algo más de este establecimiento, os remito al enlace que os indico a continuación : Cordobapedia Cafetería la Perla.

Fuentes: Cordopabedia - Fotos: Hemeroteca ABC , Cordobapedia, Maps Google
.

3 comentarios:

  1. Pocas veces hemos entrado de niños a pedir agua de unas fuentes de estilo modernista, como todo, en la confitería. Todo el mobiliario de la confitería se rumoreó lo compro Jesús Quintero para un local de Sevilla.

    ResponderEliminar
  2. Yo recuerdo ese momento importante de la Perla, porque allí trabajaba de "botones" un vecino mío que se llamaba Rafael, al que todo el mundo apodaba como "El Campano", quizás fuera por que su madre, vecina de la Calle Roelas, se tiraba todas las siestas probando el sonido de unas "trompetillas" que entonces se vendía en los puestos de arropias.

    Al "Campano" lo querían en toda la Calle y no eran menos los de la Hostería, a los que le les facilitaba los huevos, de la Granja de Añón de Santa María de Gracia. Comentaban que el "Campano" se atajaba le daba por llorar y recordar su Barrio. Cuando a finales de los años 1950, la Hosteria se especializó en "Huevos a la Flamenca", y El Monte de Piedad, instalaba una sucursal, Llegaba el Banco Hispano, que con todo el vigor que ellos representaban arrollaban a todo el mundo. Uno de los jefes del citado Banco, era casi vecino del "Campano" se trataba de Julio de Gabriel, al hombre que el hermano del "Campano" le limpiaba todos los sábados los zapatos en San Lorenzo. Al final este Banco, contodo su poderio de americanos en su nombre fue de los primeros que han caido en elentresijo que formaron SANTANTER Y BANCO DE BILBAO. Al final serán ellos los que caigan arrastrandoa todo el páis.

    ResponderEliminar
  3. Inmaculada Fernández Pérez11 de mayo de 2016, 23:20

    Yo soy nieta de Rafael Fernández Vergara, y recuerdo la confiteria perfecramente , habia una fuente de marmól blanco al final del moatrador a la izquierda. A la derecha habia una pequeña vitrina llena de bombones. Y lo que mas recuerdo era dentro de la confiteria el despacho de mi abuelo y el obrador donde se hacian los dulces, que estaban riquisimos Un saludo y gracias por tan buen articulo donde también he sabido cosas sobre mi tia Graciela a la que conoci

    ResponderEliminar