viernes, 28 de diciembre de 2018

El Metro que pudo haber sido... pero no fue.

28 de diciembre LOS SANTOS INOCENTES - El día de los Santos Inocentes es una celebración de tradición pagano-cristiana que se celebra el 28 de diciembre. Durante este día, las normas sociales se vuelven más laxas y la gente busca cualquier oportunidad para gastar bromas o burlarse de sus allegados con una finalidad simplemente jocosa e incluso como una muestra de aprecio.

Ahora que tanto se habla del Metro-Tren, línea de cercanías que une de nuevo la ciudad de este a oeste (Villarrubia - Alcolea), hay que recordar el proyecto que hubo en Córdoba de Tren Metropolitano, el popular Metro.

Si bien la empresa era costosa, allá por los años cincuenta se entendió que el transporte urbano en la ciudad tenía como solución el metro. El trazado de nuestras calles estrechas, y el auge del transporte urbano hacía necesario tomar una decisión como la que se tomó: Metro que uniera la ciudad sin importar el trazado de nuestras calles, ya que los autobuses urbanos no podían tener un recorrido fácil por el dédalo de callejuelas que conforman nuestro casco urbano.



Como primera línea se pensó un eje norte – sur (ver plano) que uniera la estación de ferrocarril en el Pretorio con la zona sur de la ciudad, pasando por Tendillas y casco histórico. La línea tenía prevista las paradas de PRETORIO – COLÓN (ver foto) - CHIRINOS – JOSÉ ANTONIO (con dos entradas en Tendillas, ver foto) – BLANCO BELMONTE – TRIUNFO y CALAHORRA.


De todas las estaciones, la primera que se acometió fue la de Tendillas con sus dos bocas de entrada, una en la zona norte junto a Calzados Rodríguez y la otra junto al Siena (antes y hoy Gran Bar). Pero no se contó con un gran inconveniente para cualquier construcción que se lleva a cabo en Córdoba: los restos arqueológicos que a cualquier golpe de piqueta afloran en la ciudad. Las catas arqueológicas que se hicieron en Chirinos y en Colón (ver foto de la entrada en Campo de la Merced) encontraron parte de antiguo Foro Romano, y en Tendillas se descubrió el gran lago que todos conocemos que existe en el subsuelo de nuestra plaza central…  


En fin, todo fueron inconvenientes que hacían que el presupuesto de tan magna obra se disparara, por lo que se optó por enterrar las catas que se habían efectuado ya que se consideró la no viabilidad del proyecto.

Ahora bien, la parada doble de metro que se proyectó y se excavó en Tendillas, si bien no tuvo el uso esperado, sirvió para establecer en ambos lados de la plaza unos servicios públicos (urinarios, de señoras en el norte y caballeros en el sur). Igual suerte contó la boca de metro abierta en el Campo de la Merced.


Ahí acabó la aventura del metro en nuestra ciudad. Luego se ha hablado de tranvías y demás proyectos pero como muchas cosas en Córdoba, también quedaron en eso, en proyectos.

martes, 10 de abril de 2018

Los hospitales de ayer.

CÓRDOBA - Hospitales de Córdoba. No están todos los que eran ni son todos los que estaban. Todas las fotos antiguas están datadas en la década de los treinta del Siglo XX. (Fuente. Real Academia de Córdoba - fotos actuales tomadas del Google Street View).

Hospital de Santa María de los Huérfanos

Hospital de Nuestra Señora de la Consolación

Hospital de San Juan y San Jacinto

Hospital de San Julián

Hospital de San Andrés (Buen Suceso)

Hospital Nuestra Señora de la Candelaria

Hospital del Cardenal Salazar

Hospital de San Andrés

Hospital de Convalecientes de San Francisco

Hospital de la Lámpara

Hospital de los Desamparados

Hospital de San Sebastián

Hospital de Jesús Crucificado

Hospital de Santa Quitería

Hospital de San José y Magdalena

Hospital de Antón Cabrera

Hospital de Villaviciosa

Hospital de la Santísima Trinidad

Hospital de San Martín

domingo, 8 de octubre de 2017

El Cine Terraza Verano Góngora


El Cine Góngora, también conocido por Teatro Góngora, fue inaugurado el 24 de septiembre de 1932, según el diseño del arquitecto Luis Gutiérrez Soto y construido sobre el solar del antiguo Convento de Jesús María.

Si bien este edificio es conocido por todos los cordobeses, lo que muchos desconocen es que también en su equipamiento contaba con una terraza de verano donde se proyectaban películas… vamos, un cine de verano como tantos otros que hubo en nuestra ciudad.

Esta terraza era quizás el cine de verano más moderno de la ciudad. Con capacidad para unos quinientos espectadores, se podía acceder a él a través de dos ascensores extrarrápidos (según cuentan las noticias de su inauguración) o por las escaleras y ofrecía mecedoras (señores empresarios de ahora, tomen nota), además de las habituales sillas, teniendo una capacidad para hasta quinientos espectadores.


Todos conocemos la ruina de la sala al completo, su olvido y posterior remodelación por el Ayuntamiento. En octubre de 2011 se reinauguró esta sala de espectáculos, pasando a mejor vida su cine de verano. En su lugar, el arquitecto Rafael de la Hoz proyectó una sala polivalente denominada Polifemo.